8 razones para consumir verduras congeladas

20/11/2017

Por creencia popular se piensa que las verduras frescas no pueden compararse con las congeladas; muchas personas consideran que pierden sus nutrientes y propiedades, pero ¿es cierto?

Es una realidad que cuanto menos tiempo y procesado transcurra entre la recogida del alimento y su consumo más beneficioso será este. Los valores nutritivos más altos se obtienen de las verduras sacadas del huerto y consumidas directamente, pero es cierto que casi nunca son consumidas al instante, a excepción de aquellas personas que tienen el propio huerto en casa.

Con la ultracongelación las verduras llegan a la mesa del consumidor prácticamente en las mismas condiciones y con la misma calidad con las que son recogidas en la huerta. Las verduras congeladas son recolectadas en el momento óptimo y el tiempo que transcurre desde su recogida hasta el proceso de ultracongelación es muy corto, lo que permite conservar todas sus vitaminas y minerales. En cambio, los alimentos frescos una vez se recolectan se transportan al mercado y el proceso de deterioro y oxidación es más rápido, en muchas ocasiones pierden entre el 10 y el 50% de sus nutrientes, por ello se puede afirmar que algunas verduras congeladas tienen más nutrientes y vitaminas que las frescas.

 

Ventajas de consumir verduras congeladas:

1. La ultracongelación evita la proliferación de patógenos y su degradación.

2. No tienen aditivos ni conservantes.

3. Las verduras congeladas son más cómodas y fáciles de preparar. Llegan al consumidor limpias, lavadas y troceadas, disponibles para cocinar cuando se necesiten.

4. Conservan prácticamente todas las vitaminas y minerales gracias al proceso de ultracongelación.

5. Se pueden conservar durante un largo periodo de tiempo, sin perder su textura ni color, a diferencia de las frescas, que en un par de días comienzan a pasarse.

6. Suponen un ahorro de tiempo y dinero.

7. Permiten regular las porciones: se consume la cantidad deseada y el resto vuelve al congelador.

8. No existe su temporalidad, se pueden consumir todo el año, sin ser necesario que estemos en campaña.

Tras la reflexión sobre las ventajas que tienen las verduras congeladas se corrobora que éstas no pierden sus nutrientes ni propiedades, al contrario, en muchas ocasiones son más elevados que en las propias verduras frescas.

En Congelados de Navarra, nuestros agricultores junto a los técnicos evalúan el momento perfecto de la recolección, asegurando la mejor calidad del producto. La tradición y el saber hacer de nuestros expertos son fundamentales para conseguir que las mejores verduras lleguen al consumidor, controlando la calidad desde la propia semilla y los cultivos.

Últimas noticias

Es la última acción solidaria de la empresa, que tiene previsto repartir 11.500 kg de alimentos entre... Leer más »
A fin de lograr una mejor comunicación de producto para tus clientes hemos cambiado la presentación de: Salteado... Leer más »
tu seguridad, nuestra prioridad
Congelados de Navarra forma parte de las empresas de servicios esenciales que siguen funcionando... Leer más »